Viajar en furgoneta está de moda: descubré por qué

Viajar en furgoneta está de moda

Ha nacido una nueva manera de recorrer el mundo. O, más bien, se ha hecho famosa. La camperización y el mundo de la autocaravana siempre ha existido. Sin embargo, siempre estuvo considerado algo marginal en países como España. Se asociaba a un tipo de personalidad y, aunque en Europa o Estados Unidos, viajar en furgoneta es lo más normal del mundo, aún quedan muchos prejuicios en torno a los amantes de la vida en carretera. La nueva moda, no obstante, va calando en la generación millenial (nacidos entre 1981 y 1990). Estos jóvenes y no tan jóvenes se distancian, de esta manera, del modo de concebir las vacaciones que tenían las generaciones precedentes. Estos son sus motivos para preferir la “Van&life”.

1#Viajar en furgoneta es libertad

Viajar en furgoneta está de moda

La primera vez que viajas en tu furgoneta sientes algo a lo que puede que no estés acostumbrado. Se llama libertad y es toda entera para ti. Tú estableces los horarios de check in, las salidas, los lugares a visitar y el paisaje con el que querrás despertarte. La sensación que se tiene en la carretera es de una libertad absoluta.

2#Tú eliges dónde quieres dormir

¿Te apetece quedarte en un camping?¿Hoy toca hotel en mitad de un viaje en furgo?¿Prefieres quedarte frente a un hermoso lago? Tu camper te lleva a cada rincón del planeta y el mundo entero es tu jardín.

3#Las mejores vistas

Si puedes ir a dónde quieras, también puedes tener las vistas que te apetezca. No necesitas estar en una habitación con vistas porque tu camper tiene todas las que tú quieras.

4#Las vacaciones no son para desconectar sino para descubrir

La generación de los padres de los millenials se gastaban el sueldo del año en un hotel elegante, manutención de restaurante todos los días y playa y sol. Las vacaciones en furgoneta son completamente diferentes. Si, claro que puedes descansar pero hay curiosidad, ganas de descubrir y de vivir aventuras. Por eso somos furgoneteros.

5#Hoy cenamos en un restaurante, mañana en la furgo

Hay quién cree que los furgoneteros somos unos viajeros poco interesantes para la hostelería y se equivocan plenamente. Puede que no nos alojemos en un hotel pero, desde luego, nos encanta probar la cocina local, consumimos en supermercados, bares y cafeterías, nos proveemos de gasolina y, casi siempre, terminamos por comer fuera y comprar recuerdos.

 

 

Estas son solo algunas de las muchas razones por las que somos furgoneteros y, desde luego, no son las únicas pero si muy buenas razones para viajar en furgoneta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *