Cajas de embalaje, una solución para todo y para todos

El mundo del embalaje cotiza al alza. Este no solo sirve para los envases primarios como lo son un café o una paquete de pasta, sino de todo aquel que servimos para enviar un producto y que, habitualmente, suele ser una caja de cartón.

Embalajes los hay de todos los tipos, diseños, colore y tamaños para todo tipo de contenidos sirviendo tanto para enviar un paquete desde un comercio, hasta para hacer una mudanza, para enviar un regalo de navidad a un amigo y para guardar casi cualquier cosa en un almacén.

Si bien los hay específicos para cada tipo de contenido, lo cierto es que los más utilizados sin las cajas de cartón, al menos a nivel usuario particular, siendo la industria mayorista la que más hace servir otro tipo de embalajes como de plástico o de madera.

La razón por la que el cartón tiene una presencia destacada en el embalaje tiene que ver con la ecuación resistencia-calidad-precio que este ofrece. De ahí que lo veamos en todo tipo de envases, independientemente del sector del producto que contiene. También, cómo no, con su facilidad para apilar y la posibilidad de reciclarlo fácilmente.

Y es que hay cajas esperando para hacernos la vida mucho más fácil en casi todo. También para agilizar y hacer mucho más agradable viajar, sobre todo cuando nuestro desplazamiento se realiza por carretera.

Cajas y embalajes para viajes

Cada año se realizan en nuestro país alrededor de 15 millones de desplazamientos en automóvil solo en Semana Santa. La mayoría de ellos cargados de equipaje disminuyendo la comodidad de los integrantes cuando los desplazamientos son largos y exigen equipajes acorde con el tiempo que se va a pasar fuera de casa.

Esa es la razón por la que cada vez más viajeros optan por enviar aquello que van a necesitar durante sus vacaciones con antelación haciendo uso de alguno de los muchos servicios de mensajería que les garanticen que llegarán al destino cuando lo hagan ellos, además de ahorrarles molestias durante el desplazamiento. Por no hablar del combustible que supone liberar al automóvil de ese lastre.

De ahí que, si vamos a cargar, además de con ropa o comida, con material deportivo, coches de bebés, bicicletas o equipaje pesado, podemos echar mano de este servicio. Algo que ya viene realizando uno de cada tres viajeros durante sus viajes de larga duración aprovechando la confianza creciente de las compañías de envíos, la calidad de los servicios que ofrecen y la comodidad que suponen para los viajeros.

El número de empresas que se dedican, tanto a ofrecer todo tipo de cajas de cartón y embalajes para objetos cotidianos o frágiles, así como de servicios eficaces para el transporte de todo tipo de materiales hacen que se nos acaben las excusas para no echar mano de ellas para poder empezar a relajarnos y disfrutar de nuestros días libres, desde mucho antes de llegar al destino. Viajar debe ser un placer. De lo contrario, mejor quedarse en casa. Palabra de viajero.

La importancia de los idiomas al viajar

Si has viajado alguna vez a algún lugar en el que tu idioma no es el mayoritario lo habrás notado. Conocer idiomas, o al menos el inglés, el esperanto de esta generación, resulta imprescindible para poder disfrutar de un viaje sin complicaciones.

Por un lado, porque no hay viaje sin contacto con los locales. Algo para lo que resulta imprescindible, o bien conocer su lengua local, o bien dominar el inglés. Ya que ninguna experiencia de viaje resulta completa sin conocer la forma de pensar, la cultura o la idiosincrasia de la zona que visitamos. Además, en el caso de que necesitemos acudir a un guardia, un médico o un viandante para reclamar ayuda, no podremos hacerlo sino somos capaces de transmitir aquello que necesitamos.

Por otro lado porque, como sabrán los viajeros más avezados que nos lean, no siempre ni en todos los destinos se ofrecen tours o excursiones en español. Sin embargo, estos siempre están disponibles en inglés, aunque sea el único idioma no local en el que lo realicen. Lo que significa que, existe la posibilidad de que, si no dominamos al menos el inglés, no podamos realizar determinados tours enterándonos de aquello que se nos muestra.

Lo mismo sucede, a menudo, con los recepcionistas de hoteles de países poco visitados y operadores de turismo. Estos, en la mayoría de las ocasiones, dominan el inglés, pero no siempre el resto de lenguas. Por lo que en el caso de no entender o hacernos entender deberemos recurrir al lenguaje de signos… y también a la confianza que nos ofrezca el lugar en el que hemos decidido contratar un servicio determinado.

En definitiva, conocer, aunque sea a nivel básico de usuario, el inglés, no permitirá viajar tranquilos, conocer más a fondo el destino al que nos dirigimos y, en definitiva, evitar problemas de todo tipo que puedan surgir durante los días que estemos fuera de casa. Motivos más que suficientes como para ponerse manos a la obra con el aprendizaje o el perfeccionamiento de este u otros idiomas que nos resulten de interés.

Estas y muchas otras razones son las que están llevando a cada vez más viajeros y futuros viajeros a apuntarse a distintos cursos online de idiomas en Academia Arquímedes, con el inglés como idioma estrella, y con el alemán, el francés, el chino, el ruso, el árabe y el japonés, en este orden, como otros idiomas en los que iniciarse.

La importancia de hablar idiomas

Y es que, a menudo, entre los viajeros y no viajeros, aprender idiomas es una actividad que se realiza por placer, para no perder el contacto con los estudios, para conocer mejor una cultura que nos atrae, o simplemente para desarrollar una habilidad como lo es la del conocimiento de idiomas.

Como alguien dijo alguna vez, el saber no ocupa lugar. Sin embargo, este sí que nos permite ocupar un mejor lugar en nuestra vida, tanto a nivel personal, como a nivel personal y, sobre todo, cada vez que hacemos las maletas y nos vamos a disfrutar de unos días lejos de casa.